La planta de Mr Lunk es (algo) más apetecible que el tabaco

marzo 22, 2009 at 9:29 pm (Uncategorized) (, )

mr-lunk

Recuerdo hace años, cada vez que alguien me preguntaba si alguna vez  había sido fumador, le respondía con cara de indignación, y la respuesta contundente, “¡No! ¡En mi vida he fumado! O al menos, si alguna vez lo he hecho, lo que yo fumé no era tabaco.”

Parecía hacerles gracia. Aunque que yo sepa, nunca he visto a Bill Clinton fumar un cigarro. Obama tiene que ocultar su hábito (En la Casa Blanca – un edificio público – está terminantemente prohibido fumar), pero Clinton, por lo menos, admitía haber fumado otra sustancia alternativa (por supuesto, sin inhalar).

Lo que yo había probado, sí lo había inhalado. La última vez, me encontraba en una fiesta, y me atraía una determinada chica francesa con la que no era posible mantener una conversación coherente. Sin conversación, no iba a llegar muy lejos, por lo tanto, decidí que la única solución era compartir la sustancia que había servido para generar su condición con el objetivo de alcanzar el mismo nivel espiritual, y por tanto, poder comunicar en el mismo lenguaje. No recuerdo quien decía que Inglaterra y Francia era un único país, dividido por dos lenguas. Pues, para alcanzar la lengua de esta chica, el obstáculo no era precisamente el francés. Para acortar una historia larga, no conseguí mi objetivo, porque unos minutos después me caí al suelo, y desde ese momento nunca he vuelto a fumar nada.

En fin. Me he desviado del tema. El caso es que para muchas personas, puede parecer incoherente que alguien tan empecinado en borrar todos los fumadores de la faz de la tierra, escriba con tal ligereza sobre otra sustancia que muchos definen como uno de los mayores peligros para la humanidad -y normalmente los que más la critican son los que más la consumen.

Pues, a pesar de mi actual obsesión por mantener una salud de hierro, el peso de los años y de la seriedad de mi ánimo, he tenido la suerte de topar esta tarde con un artículo que parece confirmar lo que yo siempre sospechaba. El tabaco es mucho más peligroso que la marihuana.

Según el conocedor bloguero holandés, Mister Lunk, la sustancia en los cigarros que más culpa tiene por la incidencia del cáncer entre los fumadores, no es el alquitrán sino los fertilizantes radiactivos que se utilizan en grandes cantidades en el cultivo del tabaco, y que llegan a los pulmones con impresionante rapidez a través del humo. Pues, resulta que según el Sr. Lunk, no es justo comparar la marijuana con el tabaco, porque el tabaco transmite mucho mejor las sustancias radioactivas y canceríginas, principalmente el Polonio, a los pulmones del fumador. La solución sería en este caso, el cultivo de tabaco orgánico.

Algo de razón debe tener. El tabaco puro, por muy peligroso que sigue siendo, ni es tan potente, ni tiene un olor tan intolerable que las sustancias químicas que fuma la inmensa mayoría de los fumadores españoles. Y es bastante más agradable el olor de la marihuana que el humo de tabaco de segunda mano. Por supuesto, habría que prohibir en locales de ocio el consumo de cualquier sustancia perjudicial para la salud de los que no la compartan de manera activa, de todas formas la comparación de Mr. Lunk, por lo menos nos ayuda a aclarar lo absurdas que son unas leyes que prohíben la marihuana, y en cambio, permiten algo mucho peor.

En cualquier caso, cuando el objetivo es romántico, la mejor táctica es cuidar el aliento.

Anuncios

Permalink Dejar un comentario